¿Resistencia al cambio?

¿Resistencia al cambio?

El progreso hoy en día se hace a pasos agigantados gracias a las nuevas tecnologías y las posibilidades que día a día se abren. El progreso trae cambios que pueden ser una bendición, pero también pueden ser agresivos, despiadados e implacables. En un mercado globalizado, cada vez más exigente y selectivo, las organizaciones deben estar abiertas al cambio, puesto que  recursos, motivaciones, deseos, habilidades y destrezas no son suficientes para el éxito a largo plazo.

Sin embargo, la gran mayoría de las organizaciones sufren una resistencia al cambio, las causas de esta resistencia se pueden clasificar en las siguientes categorías: factor económico, ansiedad, incertidumbre, modificaciones en las relaciones, rechazo a una mayor intervención de la autoridad formal e inercia asociada a la situación actual.

Ejemplos de objeciones:

En la mayoría de los casos, los fracasos en el cambio organizacional son impulsados por las actitudes negativas de los empleados y una falta de liderazgo por parte de la directiva.

En la mayoría de los casos, los fracasos en el cambio organizacional son impulsados por las actitudes negativas de los empleados y una falta de liderazgo por parte de la directiva.

Si aunado a una resistencia, existe un clima laboral negativo, cero credibilidad, liderazgo, conflictos, excesiva individualidad etc., esto no sólo limita el trabajo en equipo sino que además dificulta aún más un cambio que permita a la empresa ser más productiva, dinámica y cambiante.

Una transformación efectiva se inicia desde la base, estableciendo una buena cultura organizacional. Para tener éxito en el cambio, se deben modificar las acciones y normas pasadas por unas nuevas que incentiven el cambio:

cambio.png

No ignores lo que hay por debajo del agua, si lo haces, puede ser demasiado tarde.

La forma en que se dice cómo se hace, debe ser congruente con lo que se hace.
¡CUIDADO: CULTURA ORGANIZACIONAL TÓXICA!

¡CUIDADO: CULTURA ORGANIZACIONAL TÓXICA!