¿Qué Pasa Cuando NO Implementas Work-Life Balance?

¿Qué Pasa Cuando NO Implementas Work-Life Balance?

Anteriormente se tenía la creencia de que entre más horas pasara un empleado en la oficina, mayor sería su productividad. Años después, con la disminución de la duración de las jornadas laborales que pasaron de diez horas a ocho horas, los managers notaron que la productividad y la eficacia aumentaba debido a que los empleados se sentían más motivados a trabajar en horarios que les permitían tener una vida fuera de la oficina.

Hoy, numerosos estudios han demostrado que el estar todo el día atado a un escritorio trabajando no beneficia ni a la organización y mucho menos a la salud de los empleados. El estrés provocado por las numerosas cargas de trabajo puede llegar a ocasionar diversos trastornos en un ser humano, como depresión, dolores musculares, imposibilidad de concentración, entre otras.

Este tipo de afectaciones a la salud también conlleva negativas para las organizaciones, pues las personas enfermas reducen su productividad y pueden verse obligados a cesar por un momento sus labores mientras se recuperan, lo que genera importantes gastos para la compañía.

Por eso, recalcamos continuamente la importancia de implementar un Work-Life Balance, pues es lo mejor que puedes hacer para mantener a tus empleados motivados, por el bienestar de tu organización.

Work-Life Balance
De los Negocios, la Disrupción y los "Unicornios"

De los Negocios, la Disrupción y los "Unicornios"

Innovación No Es Sólo Disrupción

Innovación No Es Sólo Disrupción