Ocupado ≠ Productivo

Ocupado ≠ Productivo

Recientemente, Microsoft realizó un estudio dentro de sus propias oficinas donde encontraron que una persona tarda aproximadamente 25% más tiempo en realizar una tarea cuando no se enfoca en ella por completo. Esto quiere decir que, por mucho que la gente lo diga, nuestro cerebro en realidad no fue creado para el multitasking; no podemos hacer distintas cosas a la vez sin tomarnos más tiempo del que necesitaríamos si las hiciésemos por separado.

Además, cuando alguien está concentrado en una tarea específica y pierde el hilo de esa concentración a causa de cualquier factor externo (llamada telefónica, correo electrónico urgente, reunión, etc.) le toma un aproximado de 15 minutos volver a ocuparse de lo que estaba haciendo, ya que aprovecha el “break” para responder mensajes, revisar sus redes sociales u otras actividades que no benefician en nada a tu organización.

Por eso, te recomendamos que no distraigas a tus empleados a menos que sea muy necesario, y enséñales a priorizar tareas, para que puedan cumplir con ellas de una en una y sean verdaderamente productivos, sin necesidad de estar abrumados con trabajo.

Multitasking
¿Cómo Ser una Organización Optimista?

¿Cómo Ser una Organización Optimista?

¿Cómo Mantener en Pie una Organización al Paso de los Años?

¿Cómo Mantener en Pie una Organización al Paso de los Años?