La Revolución 3D

La Revolución 3D

Revolución 3D

Son notables los beneficios que la industria manufacturera ya comienza a recibir con las impresiones 3D. Un producto cuyas piezas eran producidas en un país y ensambladas en otro, hoy es obsoleto. Las impresiones 3D se hacen en una sola pieza. De hecho, podemos imprimir un auto completo, a excepción del motor, en sólo 48 horas.

Entre las ventajas más grandes de este tipo de manufactura se encuentra el poder crear bienes más personalizados para el consumidor, dado que el aumento en los  costos de fabricación por  producir modelos diferentes de un mismo producto es mínima. También está la oportunidad para fabricar productos de inicio a fin dentro de una pequeña planta, sin importar quién sea el fabricante, o la fácil y económica creación de nuevos productos y sus refacciones al instante. Así que, dada esta tendencia, no será necesario alquilar almacenes para productos terminados.

Los costos de producción 3D son elevados por ahora, pero lo mismo sucedió cuando aparecieron las primeras maquinarias de producción masiva. Luego de su apogeo y popularización, los costos disminuyeron. Algo que seguramente ocurrirá con las impresiones 3D.

Como ves, es una tendencia que afectará a todos, pues los líderes de organizaciones que comercializan productos tangibles y de las manufactureras tendrán que buscar nuevas formas de crear sus bienes para ser competitivos en tiempos y costos. El resto de las industrias tendrán que idear estrategias para adaptarse al cambio que la Revolución 3D implica.

¡Evita el Estrés, Delega!

¡Evita el Estrés, Delega!

De los Negocios, la Disrupción y los "Unicornios"

De los Negocios, la Disrupción y los "Unicornios"