La disrupción en la industria automotriz

La disrupción en la industria automotriz

Todos hemos escuchado hablar de Tesla Motors y los grandes avances que ha traído a la industria automotriz, pues si bien el primer factor disruptor de esta industria empezó con las baterías eléctricas, el segundo factor disruptor lo empezó a impulsar Google con los coches autónomos. Estas 2 compañías han sido pioneras y han marcado los estándares a alcanzar por otras compañías, sin embargo existe un tercer factor que no muchos están viendo.

El tercer factor disruptivo de la industria proviene del sector de tecnología móvil, la amenaza de este consiste en cómo afecta la venta de autos, ya que esta tecnología ha hecho posible que empresas como Uber, Cabify o Lyft provean servicios de movilidad, uniendo choferes con clientes, reduciendo asi la necesidad tener un auto propio.

El punto clave de este tercer factor disruptor, es que se requiere de una plataforma que integre software y hardware. En este punto, Google y Apple son los competidores más fuertes pues están peleando el control digital de las personas ya sea desde casa,  en el celular o en el automóvil. Ya que la visión de estas dos grandes empresas de tecnología es que no necesites de un celular o coche, sólo necesitas contar con una suscripción a sus servicios.

Esto no sólo está forzando a la industria a ver nuevas formas de negocio como lo han hecho Ford con su empresa Ford Smart Mobility LLC, la cual pretende poner a Ford como una compañía no sólo automotriz sino móvil a la vez; Toyota y su unión con Uber;  Volkswagen y su inversión de $300 millones de dolares en Gett, anteriormente conocido como GetTaxi; GM y su inversión de $500 millones en Lyft para el desarrollo de autos autónomos.

Lo cierto es que la industria automotriz está cambiando y se están dando cuenta que no sólo es cuestión de competir en el mercado de una economía compartida, si no que es necesario un cambio en su modelo de negocio si es que quieren sobrevivir, pues hoy en día para muchas personas el manejar y tener un coche propio ya no es un privilegio si no un problema y una molestia.

¡Un Feedback efectivo!

¡Un Feedback efectivo!

Innovación: No es un problema de ideas

Innovación: No es un problema de ideas